La obcecación de Montserrat Tura (y el empeño de Anna Simó)

La obcecación de Montserrat Tura (y el empeño de Anna Simó)

Palabras clave: paradoja, obscenidad, obcecación,

prostitucionMontserrat Tura, consellera d’Interior de la Generalitat de Catalunya (PSC) no esta dispuesta a que su ley de regularización de la prostitución y el proxenetismo no vea la luz, ella sabe como Frédéric Amiel que lo inacabado no es nada. Pero su obcecación resulta sospechosa.

Me cuentan que el mayor defensor de la norma que permitirá establecerse y asentarse a los grandes negocios del sexo en Cataluña lo tiene en casa, en los Mossos. A mí no me resulta paradójico que algunos policías y los proxenetas coincidan en el diagnóstico… solo me resulta obsceno.

El último borrador de la ley (¿el decimoquinto?) ya recoge la creación de barrios específicos para el ejercicio de la prostitución en las ciudades y pueblos de Cataluña. La novedad atiende a que Tura no consigue avanzar en el consenso con los grupos del tripartito y Anna Simó, la titular de Benestar i Família, y miembro de Esquerra Republicana (ER) impone sus tesis al Govern: unas tesis que permitirán y legalizaran el ejercicio de la prostitución en las calles de Cataluña.

Hace meses, Tura, dijo que vaciara las calles de prostitutas, por la vía de limitar su actividad a los locales cerrados y con licencia. Ella esperaba -y sigue esperando- obtener con este argumento réditos y confianza de vecinos y comerciantes, amen del entusiasmo asegurado y ya manifestado de los negociantes del sexo. Pero ER e Iniciativa per Cataluña hacen suyo el modelo de “tolerancia absoluta” y Tura en una desesperada búsqueda del acuerdo profundiza en el desproposito. En el fondo espera que la reivindicación de Esquerra le sirva para centrar su propuesta y aparecer como la moderada. A ambas, ahora les toca justificar que en algunas calles de Cataluña se pueda alquilar, para uso sexual, el cuerpo de las mujeres y que se haga de manera legal. Lo justifican indicando que sera una “medida temporal.” Ni una (Tura) ni otra (Simó) dan listados de las calles catalanas elegidas para el negocio. Tampoco indican cuanto durará la supuesta temporalidad de la medida … pero anuncian que “será largo”. al menos lo «suficiente» para poder evaluarlo, dice Simó. Esta nueva posición es estrategia en el caso de Tura ya que espera que alcaldes y vecinos vean su propuesta como la menos mala. En el caso de la Consejera de Esquerra es hipocresía ya que es evidente, incluso para ella, que la medida no tiene fecha de caducidad.

Una duda y una aseveración: Cabe preguntarse si la señora Simó pretenderá, como Santo Tomás, garantizar el Bienestar de las familias catalanas por la vía de hacer accesible la prostitución para mayores y jóvenes y evitar las tensiones – que no pulsiones – propias de la sexualidad evacuativa. Respecto de Monserrat Tura por mucha táctica que emplee, pasará a la historia como artífice de una canallada contra la totalidad de las mujeres (de Cataluña y el mundo… aunque el mundo no la importe ya que el mundo no la vota).

Terminando: Ambas persiguen lo mismo. Fíjense, de nuevo no es casual ni paradójico, solo obsceno, que una Consellera de Interior y otra de Bienestar, dos mujeres, sean las caras visibles de quienes quieren impulsar pactos con ayuntamientos y vecinos para “garantizarles seguridad e higiene” a la hora de acceder, por precio, al cuerpo de otras mujeres… no nos dejemos entretener con detalles ….la cuestión de fondo no puede ser si la compra se hace en la calle o bajo techo.

Comments

1 Recent Comments

  • Rafael del Barco Carreras

    A propósito de Monserrat Tura…

    CLÍNICAS ABORTIVAS. III

    Cárcel de BRIANS

    Rafael del Barco Carreras

    Y la señora Monserrat Tura usando las más depuradas técnicas del escaqueo político, salvando pellejos de mucho antes de que ella mandara, suelta lo de que el psiquiatra Pascual Javier R.M. solo hizo algunas suplencias en Brians y ya se le había rescindido el contrato. Además la Generalitat expedientó a las clínicas. Pero la mejor defensa, aplicando otra de las grandes tácticas, matar al mensajero. La ONG denunciante, que por cierto aportó pruebas de dos medios extranjeros con ilegales grabaciones, era investigada por irregularidades. Matar al mensajero. Quien se atreve en este país a denunciar cualquier corrupción se aviene desde siempre, igual que en el Franquismo, a sufrir el enorme y total peso del Poder Funcionarial y Político. Cualquiera de sus pecadillos dejará sin luz el impacto de la corrupción denunciada, o acabará condenado por extorsión y chantaje como Piñol secretario de Piqué Vidal. Ver http://www.lagrancorrupcion.com

    Primera reacción oficial, quitarse las pulgas de encima arrasando contra quien sea, y la segunda es más sofisticada. Vaciar de contenido la denuncia y los rumores de las peores de las barbaridades descubiertas, o sea, trituradoras de fetos, fetos de hasta siete meses, enfermeras sin titulación, menores de 13 años, el SIDA de su titular Morín, el ingente dinero en negro, firmas en blanco, los expedientes puras falsificaciones, y algún etcétera de menor tamaño… que desde luego no descubrió la Inspección de la Generalitat ejercida durante años, y pasando a transformar la batalla mediática en la defensa progresista de la Ley del Aborto y del aborto en si mismo. En esa línea de escaqueo y vaciado debo entender la propia libertad con fianza del Doctor, o lo que sea, Morín, que ridiculizando mis delitos de estafas a bancos se le concede una libertad que a mi se me negó repetidamente y durante años. Arbitrariedad y corrupción, intelectual añado.

    Y a tenor de la anterior programática, la de matar al mensajero y vaciar el sumario, uno de mis anónimos comentaristas me tacha de fanático ultra (más suave que el de hp machista de otro, o xenófobo), al estilo del que en el blog de Pilar Rahola aconseja que se me investigue, por mis denuncias a toda la banda y patulea de los De la Rosa-Piqué Vidal-Pascual Estevill, que si solo afectaban a la Derecha y Pujol, ya iban bien, pero insistir y demostrar que los Socialistas, tanto o peor, no le debió gustar a la propia Pilar, que usa el anónimo para amedrentarme. Ya me sucedió tras diecisiete artículos en la revista El Triangle. Los pecados del progresismo, o de plumas a sueldo.

    Y yo, aunque insignificante voz que clama en el desierto, también haré mi programática defensa. En principio no me rasgo las vestiduras por lo que realmente pudo ocurrir, y ni siquiera escribo contra el ABORTO, que quieran unos legalizar en más o menos, me importa un rábano esa batalla. Sino simple y llanamente por la GRAN CORRUPCIÓN resultado de una violación continua de uno de tantos marcos legales que descubre otra GRAN CORRUPCIÓN afectando a un psiquiatra de un TÉTRICO Y CORRUPTO LUGAR, la CÁRCEL DE BRIANS, donde se me niega una y otra vez permisos dentro de la más estricta legalidad, el tercer grado, y hasta salir en libertad siete días después de mi cumplimiento, con el agravante de concesiones a Javier de la Rosa y Piqué Vidal, vulnerando la mecánica reglamentaria.

    Y que no me digan que el psiquiatra actuaba a tiempo parcial y esporádicamente, eso es mentira. O verdad según se mire, primero porque casi todos los “técnicos” actúan a tiempo parcial, y después porque la mayoría eran “contratados”, que si no firmaban lo políticamente correcto, no pasarían las oposiciones o se les renovaría el contrato. Operativa que transforma la Junta de Tratamiento en una suave balsa de aceite a favor del Mando que contrata y descontrata “técnicos”.

Leave a Reply