¿Hasta donde estamos dispuestos a llegar?

¿Hasta donde estamos dispuestos a llegar?

En relación a las estrategias para erradicar la violencia contra las mujeres la cuestión que se nos plantea  es “hasta donde estamos dispuestos a llegar en la búsqueda de soluciones”.  Es la identificación de este límite lo que alimenta la polémica que hemos estado viviendo en torno a la Ley Integral de violencia de Género  en España y que se puede concretar en dos posturas:

  1. Por un lado, están las opiniones de personas que reconocen e identifican el problema en el ámbito de la desigualdad entre los sexos y están dispuestos a hacer todos los esfuerzos necesarios para evitar que la mitad de la población este en situación de inseguridad permanente, removiendo todos los obstáculos e introduciendo las reformas y medidas necesarias incluidas las de un ordenamiento jurídico que se ha presentado incapaz de dar respuestas eficaces a este problema.
  2. Por otro lado tenemos a quienes se parapetan en la individualización de los casos de violencia, ignorando el género y la desigualdad social en las relaciones entre mujeres y hombres. Son quienes no aceptan la estadística como mecanismo probatorio de la discriminación social que sufrimos las mujeres ni creen que exista una discriminación colectiva que posiciona al conjunto de las mujeres como grupo de riesgo.

Quien comprende el problema como casos unicasuales son quienes opinan que la Ley no puede intervenir más allá de una pura concepción formal de la igualdad por que no están dispuestos a cuestionar el orden familiar y social que se define en función de estereotipos sexista y que, por lo tanto, no solo potencia la desigualdad entre mujeres y hombres sino que, además, es caldo de cultivo de este tipo de violencias.

Por otro lado, las organizaciones de mujeres, hemos defendido una Ley Integral específica porque certifica:

  1. una adecuada conceptualización del fenómeno que permitira un diagnostico acertado para el diseño de medidas eficaces.
  2. por que envía un mensaje claro e inequívoco por parte de los Poderes del Estado sobre la tolerancia cero hacia este tipo de sucesos.
  3. por que realiza un reconocimiento de derechos a las mujeres víctimas en relación con la asistencia y mecanismos de restitución del daño que no es posible a través de otros procedimientos de intervención.

Ahora veamos hasta donde esta dispuesto a llegar cada uno.

Leave a Reply