“El triunfo del 1 de octubre”

“El triunfo del 1 de octubre”

Verano de 2006. Estamos a dos meses de la conmemoración del 75 aniversario del sufragio femenino en España. Al introducir en la sección de “busqueda de noticias” de Google las palabras “Clara Campoamor”, no aparecen enlaces a  actos de reconocimiento a la diputada española que luchó, por el derecho al sufragio femenino, desde su escaño del Congreso durante la II Republica.

Los enlaces muestran asuntos más prolijos relacionados con la vida cotidiana de pueblos y ciudades, tales como el “cierre de la calle Clara Campoamor por obras del metro en Sevilla” o refieren actividades veraniegas en los colegios que dieron su nombre en recuerdo de la sufragista española. He aquí la importancia del reconocimiento en forma de denominación: de calle, colegio, plaza, mercado, centro cultural o  casa de campo. Tomen nota concejalas y ministros, alcaldes y asociaciones.

En 1931, Campoamor conquistó para las mujeres españolas el derecho a ser electoras, sacando adelante el artículo 36 de aquel texto constitucional que reconocía que: “los ciudadanos de uno y otro sexo mayores de 23 años, tendrán los mismos derechos electorales, conforme determinen las leyes”.

Ayer en los cursos de verano de El Escorial, Amelia Valcarcel disertó sobre Clara Campoamor. Lo hizo emocionadamente, como no puede ser menos cuando se trata de hacer consciente a un joven auditorio de la hazaña de Campoamor; además racionalmente: deleitándonos con el análisis de las actas parlamentarias que dejaron constancia del debate. Explicó Valcarcel, que Clara Campoamor “ganó el voto y perdió su futuro político”. Refirió cómo no se conformo ni acomodó en la “dinamica de las excepciones” y cómo sin contar con el apoyo de un inexistente feminismo agitador, convirtió el ejercicio del derecho a voto, en un incontestable derecho de ciudadania de las mujeres españolas. 

Ahora, a la vuelta del verano, colegios, escuelas, institutos, concejalías, centros culturales, padres, madres, abuelas, diputadas, ministros/as y presidentes del gobierno tienen la misión de recapitular y conmemorar mostrándonos lo que históricamente ha significado “el triunfo del 1 de octubre”.

Leave a Reply