Algunos hombres que maltratan y algunos jueces(zas) que rematan

Algunos hombres que maltratan y algunos jueces(zas) que rematan

Quienes frecuentaron las concentraciones que durante años convocaron las organizaciones de mujeres españolas, para reclamar instrumentos eficaces contra los malos tratos, conocen esta consigna, esta aclamación.

Sabíamos en aquel momento y certificamos ahora, que las medidas judiciales por sí solas no son la solución a este problema, por eso, insistimos para que la norma recogiese medidas preventivas y sobre todo, tratamos ya entonces, de hacer entender que poner en manos de jueces, psicólogos y perítos sin especialización y formación específica, la evaluación de situaciones tan complejas era una bomba de relojería.

Ya tenemos los juzgados llenos de despropósitos. Jueces y juezas rematadores, cacheteros.

Los tenemos en Asturias, en Guadalajara, en Talavera de la Reina. ¡Hay están!, acogiéndose a síndromes que no aparecen reconocidos como tales en el DSM-IV, pero que generan entusiasmo entre los equipos psicosociales, siempre dispuestos a dejarse seducir por los “simpáticos maltratadores” y ávidos de argumentos que les certifiquen las “malas intenciones de las mujeres separadas”. El caso del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Talavera es desmedido, porque atenta contra el sentido común y huele a represalia.

Los hechos son los siguientes:

  • María Retana y Miguel Angel J., de 31 y 34 años, están separados desde enero de 2005.
  • Ella ha presentado varias denuncias por malos tratos contra su ex marido.
  • En enero de este año se dictó una orden de alejamiento
  • La jueza revoca la orden para facilitar que el “alejado” pase fines de semana y la mitad de las vacaciones con el hijo de 4 años.
  • El niño se negó a irse con el padre en el punto de encuentro familiar..

Entonces… ¡entra en acción la jueza! y ordena a la madre que lo lleve personalmente a los Juzgados -yo me pregunto, ¿por qué personalmente?- para que el padre lo recoja allí. La jueza, advierte a la madre, de que enviará a la policía a su casa “para llevarselo al padre”, si incumple la “advertencia”.

María Retana, cumplió la orden judicial y llevó a su hijo. Alli, la jueza la conmina a convencer al niño para que se vaya con su padre. Después la acusa de no haber mediado para que el niño se marchara con Miguel Angel J. (convicto por maltrato) y de haber “obstaculizado” la salida del vehículo del padre a traves de la convocatoria a periodistas que se congregaron ante el Palacio de Justicia.

Como traca final y por estos motivos la jueza le ha abierto diligencias penales por desobediencia.

¿Puede una jueza abrir diligencias a una persona porque, aun acatando sus resoluciones, exprese su desacuerdo a través de la prensa?. Esta jueza, que acusa a la madre de haber influido sobre el pequeño para ponerle en contra de su padre ¡¿qué pretende?!… ¿que María Retana oculte a su hijo su historia de vida?. Como hipótesis, es más posible que ese niño esté ya impregnado de la turbación del maltrato, y sea su propio padre quien más haya contribuido a destruir la relación y fomentar ese rechazo que le ha manifestado.

Lo de Talavera es peligrosísimo, no solo denota un temperamento tiránico, además, pone en evidencia una justicia ignorante. Desgraciadamente, conocemos demasiadas resoluciones de este tipo que solo sirven para establecer el cordón umbilical que permite reanudar la violencia en forma de chantaje, extorsión a través de los menores, coacciones emocionales y justificación para acercamientos fatales.

Algunas juezas/es, fiscales/as que conozco se reciclan, y reconocen que se han acercado a esta problemática de la violencia contra las mujeres, desconociendo la mecánica de estas dominaciones. Se les ve interesados en conocer las características específicas, las claves recónditas, las apariencias engañosas y han iniciado un proceso formativo que les está permitiendo comprender las claves de la manipulación perversa.

Evidentemente la jueza de Talavera de la Reina no está en ese grupo de interesados por la comprensión del problema de violencia de género. Como resultado tenemos a María Retana: mujer, víctima de malos tratos y revictimizada.

Comments

6 Recent Comments

  • Raquel Gaspar

    Hola,
    Conocí el caso de María Retana a través de Javier Parada que se hizo eco del mismo en Ahige. Contacté con María y su caso es tan espeluznante por la doble victimización que acarrea que aportaré mi opinión aquí (como así lo he hecho en ahige) formulando unas preguntas:
    1.-Hasta qué punto el Estado (es decir; l@s representantes polític@s que son nuestra voz) debe permitir que haya una independencia judicial tal, que permite aplicar en muchos casos tan solo “el propio criterio” a costa de obviar unas leyes que se crearon para su aplicación?
    2.-Porqué no se establecen mecanismos (no judiciales: ya conocemos tristemente el corporativismo que hay) de control y limitación que eviten criterios absurdos y sobre todo garanticen la justa aplicación de las Leyes?
    3.-Porqué el Estado no propicia la creación de algún organismo (no judicial)que actúe de oficio ante negligencias judiciales?
    Las Leyes son Leyes NO Dogmas, lo cual las convierte en evolutivas, en susceptibles de cambio hasta que se adecúen al máximo, a la sociedad a la que deben representar y proteger, por lo que, si un sistema hace aguas….habrá que cuestionarlo, no?
    Y el sistema judicial me dá en la nariz que tiene agujeros de proa a popa.
    El caso de María desgraciadamente no es único, ni siquiera una excepción y el Estado de presunto Derecho (la sociedad, puesto que se representa a través del Gobierno) sigue permanenciendo impasible ante la dignidad arrebatada sistemáticamente a cada mujer, o en su hogar o en las salas con suelo de madera y olor a hiel.

    Raquel Gaspar

  • Pingback : Ángeles Álvarez » Sindromes a medida para jueces/as ideologizados.

  • JAG

    Estoy conforme con Raquel ,
    es necesario adoptar medidas concretas eficaces,q garanticen la correcta aplicacion de las mismas ,las politicas de igualdad deben estar acompañdas de mas medios ,presupuestadas,los cambios legislativos no son suficientes ,se requieren actuaciones concretas q salvaguarden el principal derecho cual es la vida humana

  • JAG

    ES NECESARIO UN CAMBIO EN EL PODER JUDICIAL ,SOBRETDO
    MAS SENSIBILIZACION Y UNA CORRECTA INTERPRETACION Y APLICACION DE LAS LEYES,
    LO Q TENEMOS ENTRE MANOS SON VIDAS HUMANAS Y EL FUTURO DE FAMILIAS ,
    POR SUPUESTO las negligencias deben ser denunciadas y puestas en conocimiento del MInisterio Fiscal PARA Q ACTUE

  • JAG

    QUE NO SE REPITA NINGUN CASO DE VICTIMAS DE MALOS TRATOS REVICTIMIZADA,
    HAY Q ACABAR CON ESTAS INJUSTICIAS DENUNCIANDOLAS ,MOVILIZANDONOS TODOS
    UTILIZANDO TODOS LOS INSTRUMENTOS PARA Q ABSOLUTAMENTE NINGUNA MUJER MALTRATADA ESTE INDEFENSA ,
    LAS LEYES SON UN INSTRUMENTO PARA HACER JUSTICIA ,ME PERMITO RECORDARSELO AL PODER JUDICIAL

  • J.A.

    he sido y soy maltratado por esa jueza, no entiendo como pueden machacar tanto a los padres. Ahora mismo me estan quitando 850 € de 1200 que gano. Como vivo yo????? es de verguenza. Yo solo me quiero morir y descansar de una p… vez

Leave a Reply