Warning: A non-numeric value encountered in /var/www/vhosts/angelesalvarez.com/httpdocs/wp-content/themes/the-democracy/framework/include/kode_front_func/kode_loadstyle.php on line 17

Warning: A non-numeric value encountered in /var/www/vhosts/angelesalvarez.com/httpdocs/wp-content/themes/the-democracy/framework/include/kode_front_func/kode_loadstyle.php on line 17
¿Tú eres feminista? – Ángeles Álvarez

Warning: Illegal string offset 'header-background' in /var/www/vhosts/angelesalvarez.com/httpdocs/wp-content/themes/the-democracy/framework/include/kode_front_func/kf_function_utility.php on line 1158

Warning: Illegal string offset 'header-background' in /var/www/vhosts/angelesalvarez.com/httpdocs/wp-content/themes/the-democracy/framework/include/kode_front_func/kf_function_utility.php on line 1158

¿Tú eres feminista?

¿Tú eres feminista?

 

Que la equiparación de derechos entre hombres y mujeres se va produciendo es un hecho.
Sin embargo, este lento transcurso hacia la igualdad encuentra resistencias de los diferentes fundamentalismos que condicionan el valor y los derechos de las mujeres a que sean «madre-esposa» y asuman los papeles que la ideología sexista asocia a la biología.

Adrienne Rich identificaba como objetivos a combatir algunas de las medidas coercitivas que el patriarcado utiliza para imponer privilegios y que iban desde las costumbres ancestrales -poco cuestionadas y  modificables por las leyes-  a la utilización androcéntrica del lenguaje, las legislaciones discriminatorias, la limitación del acceso a  los bienes o la institucionalización de un exclusivo modelo de sexualidad  heterosexista…etc. Que la mayoria de los presupuestos básicos del feminismo están perfectamente enfocados y han contribuido a la identificación de los obstaculos es evidente: «relinchan luego cabalgamos».

Los avances se producen a pesar de toda la maquinaria que trata de refrenar las aspiraciones de igualdad de derechos y se producen como resultado de una toma de conciencia activa por parte de millones de mujeres y ciertamente de algunos varones. Sin embargo, nos hallamos ante la segunda ola de la reacción antifeminista. Una reacción más virulenta si cabe ya que se atacan avances ciertos y no reivindicaciones abstractas.

Pero no nos confundamos, el fundamentalismo peligroso no se halla solo en quien abiertamente y de una manera transparente muestra su actitud discriminatoria. El problema está en un sexismo más opaco que restringe los derechos al igualitarismo normativo; el problema es el sexismo que pone obstáculos al pleno ejercicio de derechos y aquel que pretende «dejar que actúe el tiempo», pero oponiéndose a la intervención política que corrija la desigualdad.
La diferencia entre declararse «a favor de la igualdad» y ser feminista, es que, nosotras las feministas, actuamos para hacerla posible. ¿Tú, dónde te colocas?

Leave a Reply