Javier Marías, Perez Reverte y hombres como los de antes

Javier Marías, Perez Reverte y hombres como los de antes

Una Carta que no publicó ELPAÍS en cartas al director

 La tribuna de Javier Marías del domingo 30 de septiembre no tiene chiste, tiene trampa. Se sirve de una página completa de su periódico para exculpar a su amigo Arturo Pérez-Reverte y aprovechar el espacio -¡cómo no! – para denostar y escarnecer a las mujeres y los hombres que apoyan la igualdad.

El señor Marías hace trampa porque en ninguna parte de su texto da a conocer a sus lectores el origen del conflicto. Arturo Pérez-Reverte en el artículo referido publicado por el dominical XLSemanal del 22 al 28 de julio de 2007 bajo el título “Mujeres como las de antes” dice textualmente:

y se nos cruza una rubia de buena cara y mejor figura, vestida de negro y con zapatos de tacón, que camina arqueando las piernas, toc, toc, con tan poca gracia que es como para, piadosamente –¿acaso no se mata a los caballos?–, abatirla de un escopetazo.

Como poco, ese instinto básico del señor Pérez-Reverte puede calificarse de apología de la violencia, es insultante para las mujeres, reproduce el sexismo más rancio y es la imagen más discriminatoria que hemos leído este verano.

Desde luego, en los blog que circulan por internet se ha hablado mucho de esta columna. No es extraño que se la haya llegado a tachar de “delincuencia intelectual” y que muchas mujeres se hayan preguntado ¿quienes se han creído para mirarnos por encima del hombro juzgando si sabemos o no usar tacones, o si nuestra figura se corresponde o no con su idea de belleza femenina?.

Otra reflexión interesante es la de quien tiene claro, que el hecho de que una animalada de esa magnitud, aunque nos la cuenten con palabras cultas y frases que rozan lo redicho, no es intelectualidad sino petulancia, pedantería y efectivamente, quizás sean cultos pero poco inteligentes.

En términos literarios algunos expertos aseguran que lo que hace Pérez-Reverte es solo contar una historia, y que por muy brutal que sea no se le puede atribuir la responsabilidad sobre los resultados (literarios) de esta. Vamos, aquello de que no es lo mismo el autor que el narrador, y que quien crea un personaje asesino no puede ser en primera persona, responsable del delito de asesinato.

Hasta ahí de acuerdo. No es mal argumento para defender a Pérez-Reverte ante un juzgado de una querella que ya debería estar en marcha. Sin embargo, a poco que analicemos el texto, veremos que en este caso el que habla es el autor, no el personaje: Lo primero porque el periódico utiliza su nombre y sus apellidos y lo encuadra en una sección de la publicación que se llama “firmas”, por lo que es evidente que lo que de verdad le importa al medio es quien escribe y no qué escribe. Esto desde siempre, es lo que en periodismo se llama Opinión. Y no olvidemos que un delito de opinión permite en nuestra legislación y en nuestra jurisprudencia encarcelar o alargar encarcelamientos.

Lo segundo, porque es obvio que este señor no cuenta historia alguna. Habla de él mismo y de otro amigo suyo, harto conocido, dice en primera persona, y sin que ningún contexto haga pensar en personajes, lo que piensa y lo que siente. Habla, en definitiva de sus cosas y por lo tanto no puede escudarse en la creación literaria para justificar la bajeza y lo ofensivo del texto.

Y por penúltimo, (aun quedaría mucho por decir) cuando una interminable lista de mujeres muertas a manos de maridos, compañeros sentimentales, novios, y machistas diversos, no deja de crecer, es, de todo punto inmoral que alguien sea capaz de escribir estas cosas, y más aun que un poderoso medio de comunicación las publique impunemente.

A Pérez Reverte y a Javier Marias, es preciso recordarles que las mujeres españolas no queremos ser como las de antes y luchamos para que tipos como los de antes no se crean con derecho a abatirnos de un escopetazo… aunque sea piadosamente.

La firman más de 200 personas.

Comments

28 Recent Comments

  • carmen

    Excelente artículo que pone los puntos sobre las íes contra el talibanismo de prestigiosos y exitosos intelectuales y creadores de este país que no han salido aún de las cavernas en lo que respecta a su visión , deformada y deformante , de las mujeres.Directamente querellables los panfletos de ambos amigos , nostálgicos de una feminidad objetal y sumisa.por eso tan seductora para ellos.Incitación a la violencia de género y atentatoria contra nuestra dignidad ,respeto y libertad.Boicot a sus libros.Al enemigo , ni agua.

  • Débora

    Agregue mi firma:

    Débora Ponce Soulés
    25 años
    de México

  • Joaquín

    Hay personas que, por pertenecer a la “élite intelectual” se creen con derecho a todo. Leí el artículo de Javier Marías en su momento porque habitualmente compro EL PAÍS y el finde semana, también, el dominical. Al principio, sinceramente, no supe qué pensar: en ciertas ocasiones he leído sus editoriales, algunos de ellos cargados de tintes ligeramente machistas mezclados con cierto tono victimista, por medio del cual apelaba a la libertad de expresión en contra de supuestos excesos “inquisitoriales” de instittuciones defensoras de la igualdad entre mujeres y hombres. Aunque es cierto que en ocasiones puedo diferir de las líneas de actuación de algunos de estos organismos y organizaciones (casi nunca en su teoría y nunca en sus principios)he encontrado las declaraciones de Marías en este sentido un tanto exageradas, pero lo de defender a alguien que publica semejantes afirmaciones e insultar a quienes a los hombre que creemos en la igualdad efectiva entre hombres y mujeres es ya el summum.
    Llego a esta opinión después de leer el artículo de Pérez-Reverte porque, en principio, concedí a Marías el beneficio de la duda al no tener ni tan siquiera un extracto considerable del artículo de su colega defendido. Expreso por tanto, mi rechazo a las opinines vertidas por el académico y subrayo que:

    -Junto al legítimo derecho a la libertad de expresión, se encuentran dos deberes morales fundamentales: el derecho a la honra, al honor y al respeto a la integridad moral de las personas (pongamos, en este caso,por ejemplo,la joven rubia aludida o el grupo de chicas que se giraron ante los inesperados y terroríficos aullidos del escritor)En este sentido tanto Pérez-Reverte como Marías son absolutamente libres de opinar lo que les venga en gana pero no de menoscabar ni de poner cortapisa alguna al derecho de nadie a andar, vestir y hablar según su criterio.

    -Frente a la facilidad y la libertad de comunicar y publicar, se impone un principio que, si bien alguien puede tacharlo de restrictivo (cuando no de represivo) apela, tan solo, a criterios de lógica y sentido común: la responsabilidad. Este principio se hace más necesario e imperativo cuando uno vierte sus opiniones en un medio de difusión tan amplio y tiene (supuestamente) la categoría e influencia de un importante intelectual o académico.

    -Por último creo que Pérez-reverte debería poseer o ejercitar una premisa básica de todo intelectual que se precie junto a la libertad de expresión: la circunspección. Circunspección, en lo que se refiere a un mínimo sentido de mirar alrededor de uno y desentrañar las claves del contexto social en el que uno escribe. Siguiendo este principio, junto con el de la responsabilidad, se llegará a la conclusión de que, afirmaciones de este calibre no son precisamente el modelo educativo de las futuras generaciones de hombres y de mujeres, ni, tampoco, la mejor “crítica” en una sociedad donde la sulución de Pérez-Reverte para con la mujer que no andaba a su gusto se torna tristemente y día tras día como una noticia más de los telediarios y de la prensa, haciéndonos testigos de los graves atentados contra un parte concreta de la Humanidad que constituye más de la mitad de la población de nuestro planeta.

    Saludos Ángeles y felicidades por la crítica directa a la par que inteligente y sosegada de tu artículo, así como por el detalle de poner sobre el tapete las pruebas fehacientes de aquello contra lo que, con el apoyo de muchas y muchos, argumentas.

    Joaquín, 23 años, Madrid.

  • Raquel Alonso

    Desde que tenía 14 años he leído muy asiduamente las opiniones de Arturo Pérez Reverte y de Javier Marías; eran divertidas, interesantes, oportunas… Con los años han sido sustituídas por otras lecturas, y debo decir que me sorprende que el paso del tiempo no haya dotado a estos escritores de cierta humildad, por lo menos para considerar que las opiniones particulares de cada uno (como dice el señor Marías) son eso: opiniones; pero cuando se expresan en un medio público como “El País” o “El Semanal”, en el contexto de respeto y prestigio que sus nombres han adquirido, creo sinceramente que ello les obliga a replantearse por una vez si uno debe decir públicamente lo primero que se le viene a la cabeza. No parecen escritores, sino comentaristas de los programas del corazón. Por ejemplo, decir en un medio escrito de unas mujeres obesas que son unas “focas” -porque le parece más gracioso- o llamarnos “erizas” a las que no estamos de acuerdo con sus opiniones (y sí sé de donde viene eso, señor Pérez Reverte: leí en su momento el divertido artículo de “La carrera de la eriza”, pero esto ya es pasarse) y afirmar que una mujer que no camina bien con unos tacones tiene derecho a un tiro de escopeta, en fin… Señores yo también hago chistes, como todo el mundo, tomando una cerveza en un bar, pero luego no los publico en los medios aprovechando el respeto que mi condición de académico exige, pues por muy bien escritas que sean sus opiniones, suenan igual de ridículas y brutales. Sigan deleitándose con los años 50, que yo seguiré caminando hacia delante como me dé la real gana.

  • Tere Mollá

    Querida Ángeles:
    Te escribo este post para comunicarte que he incluido a ti y a tu blog en mis 7 nominaciones para blog solidario.
    Muchos ánimos y un beso.
    Tere Mollá

  • Ana Dolores

    A mí también me gustaría firmar el documento.

    No es una novedad que un escritor deje evidenciar su frustante relación con el sexo opuesto en sus escritos. Ha pasado cuando sólo ellos tenían derecho a plasmar sus miedos y seguirá pasando mientras exista la libertad de expresión.
    Parece que por muy injusta que sea la situación que hemos vivido las mujeres, y que seguimos viviendo en muchos aspectos, siempre hay hombres, incluso entre los llamados intelectuales que sólo perciben en nuestra humanidad un sueño/objeto/amenaza a su sexualidad.

    Ana Dolores Verdú Delgado

  • qpesao

    EFE ElMundo.es

    Titular: “Aguirre ficha a Pérez-Reverte para organizar una muestra sobre el 2 de mayo”
    A parte del encargo, para el que la Sra. Aguirre- le ficha- (la puesta en marcha de una exposición con la que se pretende conmemorar los doscientos años del levantamiento del pueblo de Madrid contra el Ejército francés), que ya es título…, a parte del encargo, digo, están las palabras que le dedican: “Su trayectoria profesional está estrechamente ligada a su interés por analizar e investigar la Historia de España, como queda atestiguado en la colección “Las aventuras del capitán Alatriste”, “El maestro de esgrima” o “La tabla de Flandes”, entre otros”.
    Tendrá esto algo que ver, con lo que algunas mujeres españolas piesan y dicen:
    A Pérez Reverte y a Javier Marias, es preciso recordarles que las mujeres españolas no queremos ser como las de antes y luchamos para que tipos como los de antes no se crean con derecho a abatirnos de un escopetazo… aunque sea piadosamente.
    Qué sabe de esto la Sra. Aguirre?

  • María

    En mi opinión,no sólo son mediocres escritores,sino,que con lo que acabo de leer,su calidad personal también deja mucho que desear.Felicitaciones por este blog.

  • badr ryadi

    Badia Hadj Nasser

    “EL VELO AL DESNUDO”

    Novedad

    ALCALÁ GRUPO EDITORIAL

    Colección: Arabía-2

    Directora: Mercedes del Amo.

    Traducción de Esperanza del Arco

    ISBN 978-84-96806-21-1

    Depósito legal J-566-2007

    Rústica con solapas. 13 x 21 cm

    208 páginas

    RESEÑA DE LA OBRA

    En línea con su época, nos hallamos ante una novela del tiempo reencontrado en la que la vida

    se consuma lejos de los estereotipos. Este libro es un testimonio de resistencia en el que se

    mezcla un sentimiento permanente de lucha.

    ¡Tierra de islam! Siento claustrofobia. Cada vez que tengo que ponerme el velo, se me corta la

    respiración, me ahogo. Aunque la mordaza esté exquisitamente bordada y perfumada, me

    ahogo.

    La historia comienza con la descripción de una sociedad: la de la burguesía marroquí de

    Tánger. La alumna, la pequeña Yasmina, se mueve entre la casa tradicional y la escuela que le

    enseña un ideal de libertad. La escritora Badia Hadj Nasser nos conduce, como en un vaivén,

    entre la apología de la transmisión oral de la memoria y el aprendizaje de la libertad individual.

    RESEÑA DE LA AUTORA

    Badia Hadj Nasser, psicoanalista y escritora, vive entre París y Tánger. Como especialista clínica

    participa en trabajos de investigación, destacando los dedicados a Las Mil y Una Noches

    publicados en Cuerpo escrito, la Arabia feliz, PUF. Ha publicado un texto titulado: La fascinación

    de la virginidad y su resonancia en el cuerpo de las mujeres emigradas en Espacio-tiempo y

    Huellas del exilio, Grenoble, El Pensamiento Salvaje. Actualmente está escribiendo una nueva

    novela con Tánger como marco de fondo.

  • ani

    Hola Ángeles. Soy una estudiante de periodismo y con unas compañeras estamos haciendo un trabajo sobre la lucha de las mujeres para llegar a la posición en la que estamos ahora. El problema es que necesitamos alguna entrevista, y después de leer tu artículo me parecería buena idea que fueras tú. Si te interesa mándame un e-mail y concertamos una cita. Muchas gracias

  • Lucio

    La incapacidad de aceptar criticas denota fanatismo. El feminismo o “hembrismo” que se alimenta desde las instituciones y los medios amenaza no al género masculino sino a propia libertad de expresión.El articulo del señor Perez-Reverte no es más que una opinión personal emitida con publicidad, sin que exista en su exposición motivos alguno de calumnia o injuria que hiciesen oportuna una querella. En efecto yo también añoro que el modelo de mujer a imitar no sea Ava Gadner y sí las erizas malencaradas y desabridas que tanto a abundan ultimamente. La igualdad y todo eso no tiene nada que ver en este caso es pura cuestión de gusto y saber estar. De todos modos sean sinceras, cualidad poco comun en lo tacante a las feminas, y confiesen que de haber podido elegir, preferirian que el Creador la genética o las buenas maneras les hubiesen castigado con el cuerpo y porte de la ya citada Ava gadner, Grace Kelly o la más reciente Monica Belluci. Un saludo

  • Luciernaga

    Qué desfachatez, negar que el sexismo existe, que destroza a millones de personas en europa, que alimenta a las mentes que piensan que las mujeres son peores que los hombres y su unica manera de redimirse es estar contentas siendo esclavas sexuales para los hombres, que es lo que pide aqui reverte.

    Qué misógino que se ha vuelto Reverte con la vejez.

    Esoejito, espejito, ¿que ha escupido, mas que escrito, Reverte esta vez?… “y se nos cruza un escritor misógino cano de mala cara y triste figura, vestido sin gusto y carente de atractivo, con tan poca gracia que es como para, piadosamente –¿acaso no se mata a los caballos?–, abatirlo de un escopetazo.”

    Y que otra cosa ha escupido? “y se nos cruza una tia que me gustaria follarme, que se atreve a tener una cualidad fisica que no me agrada (o quizá a ignorarme al pasar debido a mi fealdad y vejez ¿como se atreve esa puta?) toc, toc, y decido, yo, tomo la decision, de que por eso mereceria morir a tiros, ya que humana no es, es solo un cacho de carne, como un caballo.”

  • Matematicas

    Supongamos que Arturito conoce a 20 mujeres.

    5 de ellas sufren maltrato.

    A dos las han violado o las van a violar.

    Por supuesto, Arturito, el listo, no va a ser capaz de entender que frasecitas como las suyas, que dicen que las mujeres son escoria sin derechos, tengan algo que ver con sus conocidas (o hijas o hermanas) maltratadas y violadas.

  • Censura,misoginia

    Vaya vaya, un blog machista donde se permiten los comentarios misoginos pero se borran los que sexualizan a un hombre, que bien.

  • Repitamos

    “y se nos cruza una rubia de buena cara y mejor figura, vestida de negro y con zapatos de tacón, que camina arqueando las piernas, toc, toc, con tan poca gracia que es como para, piadosamente –¿acaso no se mata a los caballos?–, abatirla de un escopetazo.”

    Vamos, que como no te agrada visualmente a pesar de que la hipersexualizas, merece que la maten. Muy bien, macho, te has lucido. Y tu, ¿mereces que te maten si no le gustas a cualquier tia que se te cruce por la calle? ¿O es que tu no eres un caballo?

  • Repitamos

    Fases del genocidio

    Comparar con un caballo es deshumanizar, deshumanizar sirve para eliminar la barrera psicologica a matar otros humanos.

    3. DEHUMANIZATION: One group denies the humanity of the other group. Members of it are equated with animals, vermin, insects or diseases. Dehumanization overcomes the normal human revulsion against murder. At this stage, hate propaganda in print and on hate radios is used to vilify the victim group. In combating this dehumanization, incitement to genocide should not be confused with protected speech. Genocidal societies lack constitutional protection for countervailing speech, and should be treated differently than democracies. Local and international leaders should condemn the use of hate speech and make it culturally unacceptable. Leaders who incite genocide should be banned from international travel and have their foreign finances frozen. Hate radio stations should be shut down, and hate propaganda banned. Hate crimes and atrocities should be promptly punished.

  • Repitamos

    Fases del genocidio

    A esto equivale el decir que no hay sexismo.

    8. DENIAL is the eighth stage that always follows a genocide. It is among the surest indicators of further genocidal massacres. The perpetrators of genocide dig up the mass graves, burn the bodies, try to cover up the evidence and intimidate the witnesses. They deny that they committed any crimes, and often blame what happened on the victims. They block investigations of the crimes, and continue to govern until driven from power by force, when they flee into exile. There they remain with impunity, like Pol Pot or Idi Amin, unless they are captured and a tribunal is established to try them. The response to denial is punishment by an international tribunal or national courts. There the evidence can be heard, and the perpetrators punished. Tribunals like the Yugoslav or Rwanda Tribunals, or an international tribunal to try the Khmer Rouge in Cambodia, or an International Criminal Court may not deter the worst genocidal killers. But with the political will to arrest and prosecute them, some may be brought to justice.

  • Ayla

    Hombre, hay que leer entre líneas, el escritor es algo humano, hubiera podido ser más cruel y no matarla de un escopetazo, la podía haber abollado con la culata de la escopeta, eso es más lento y doloroso. Tiene el atenuante de que es rubia y lleva tacones, hubiera podido ser peor, si llevara chirucas y fuera morena de pelo corto.
    Un poquito de condescendencia…..

  • Hablando después de investigar el feminismo...

    Estáis como una regadera. Creo que hasta termináis creyéndoos todas las mentiras del feminismo radical español, que sin duda habréis ayudado a fomentar. Suerte que no vengo nunca por aquí, ni tengo intención de volver.

  • Yo mismo

    Antes de seguir apedreando a este escritor, deberíais leer algunas columnas más de las que ha escrito en XLSemanal, en las que defiende, sin nigún complejo, la igualdad y la solidaridad entre las personas, el respeto por la mujer (ahora mismo, recuerdo un artículo en que contaba la triste historia de una amiga suya que, en una entrevista de trabajo, sólo le daban el puesto si se dejaba mantener relaciones con el jefe), además de arremeter contra toda injusticia, aunque sólo sea con palabras.

    A mi modo de ver, tampoco es para tanto lo que ha dicho en ese artículo, amén de que comenta una verdad como un piano, y eso duele, claro. Yo estoy totalmente de acuerdo, cuando trato con mujeres de mi edad, sinceramente, me es imposible imaginar que mi madre o tías fueran así, con esos años.

    Yo no digo que esté bien o mal el cambio en actitud y de estilo que se ha producido en la mujer de hoy en día, pero si que es cierto que ha sucedido. Y supongo, que si a alguien no le gusta este cambio, está en todo su derecho de expresarlo.

  • Sya

    Javier Marias se defiende así de las críticas recibidas por su artículo del 27 de julio “Siglos de desperdicio”: “Imaginar hoy a una mujer que por elección no trabaje, o sin vida propia, produce bostezos …”, lo cual, es evidente –mis artículos son de opinión–, quiere decir que a mí me los produce. Alguien que me hablara sólo de sus niños y de sus problemas domésticos y vecinales –o de lo que ve en la tele, que a fin de cuentas es un electrodoméstico– me aburriría mucho, qué quieren.(Hoy en EPS “¿Por qué tantas mujeres están tan furiosas?”)
    Sin comentarios…

  • Iván Denisovich

    Jamás habría imaginado que la lucha por la igualdad de los derechos de la mujer derivaría en un imperio de “mentes literales”.

    Tantas mujeres inteligentes en lucha tantos años para que ahora las “bloggers” y comentareras de tres al cuarto se crean las únicas herederas del movimiento feminista. Sí lo son de la opinión mentecata de que luchar contra el machismo es lo mismo que lucha de sexos. Además, pertenecer al sexo femenino (no género, que a eso pertenecen las palabras, no las personas) aparentemente conlleva el no poder ser criticada, tanto en lo exterior como en lo interior.

    Lo de “Luciérnaga” no va por lumbrera, precisamente: “el sexismo destroza a millones de personas en europa” (sic) es impresionante. Desde África y Asia nos miran compasivamente y se solidarizan con nuestro dolor.

    “Repitamos” sí que es una persona ilustrada; al menos conoce el uso de Ctrl+C.

    “María” no conoce tan bien el uso del procesador de textos (y menos de la sintaxis española), pero sí se cree con derecho a afirmar que son escritores mediocres.

    “Ana Dolores”, aparentemente, sí ha devorado la obra de tan flojos autores (nota: lo digo con ironía, mentes literales).

    La casi ilegible “Carmen”, que se expresa en post-español de folleto oficial, indica que existe violencia de género. El ataque a los cinco o seis géneros gramaticales existentes en español, perpetrado por “Joaquín” con sus “muchas y muchos” no parece importarle, y eso que por fin alguien se acuerda de que, tras la muerte de los géneros gramaticales distintos del masculino y el femenino, todas las del “compañeros y compañeras” se ponían a sí mismas por detrás de lo masculino, y esta vez a propósito. Yo personalmente llevo la cuenta de cuántas veces digo mis amigos/as y amigas/os en cada uno de los órdenes; lo llevo en una base de datos que consulto en mi PDA (a día de hoy, rozo el 50%. Me he propuesto a mi mismo como premio al comentarista altruista de blogueras arteras). Nada que ver desde luego con esas mujeres sexistas de hace cincuenta años, que criaron a semejantes neandertales.

    Pero las mejores perlas me ha parecido verlas en lo escrito por la propia Ángeles Álvarez. “Delincuencia intelectual” (desde luego en la línea de delicuentes peligrosísimos como Solzhenitsyn) está pero que muy bien. “¿quienes se han creído para mirarnos por encima del hombro juzgando si sabemos o no usar tacones, o si nuestra figura se corresponde o no con su idea de belleza femenina?” es algo que habrá encantado a “Luciérnaga” y a “Repitamos”, muy pocos dadas a juzgar la apariencia de miembros del otro sexo; por supuesto que las mujeres usan tacones para mejorar su salud y autoestima, y que desde luego habrá que ser L. o R. para creernos capaces de juzgar el aspecto exterior de la gente.

    Estimado señor Dreyfuss, digo, Pérez Reverte, sepa usted que ahora las cadenas son otras. Quede informado.

  • CERVERA

    YO TAMBIEN ECHO DE MENOS A LAS MUJERES COMO LAS DE ANTES, COMO DICE EL ESCRITOR ARTURO PÉREZ-REVERTE, PERO NO ESTOY PENSANDO EN LAS MUJERES DE LOS AÑOS 50,60 EN ESPAÑA O EN CUALQUIER OTRO PAIS, NI EN LAS ACTRIZES DEL CINE O DE LA TELEVISION. PIENSO EN UNA MUJER MUY ANTERIOR EN EL TIEMPO, EN AQUELLAS MUJERES DE LA LEYENDA DE LOS ANTIGUOS HISTORIADORES DE GRECIA, SIN DOMESTICAR POR NINGUN SISTEMA PATRIARCAL; SEA EL CRISTIANISMO, EL ISLAM, EL JUDAISMO, EL BUDISMO, EL COMUNISMO, EL CAPITALISMO Y HASTA POR EL FEMINISMO. VERDADERAS FIERAS SALVAJES DISPUESTAS A APRENDER A LUCHAR COMO VERDADERAS PROFESIONALES, AMAZONAS DE LEYENDA QUE NUNCA LLEVARON ESOS CORSES DEFORMANTES DE LA COLUMNA VERTEBRAL, PURAS, LIMPIAS, SIN NINGUN CODIGO DE LEYES, REFRANES SOBRE MUJERES, CIENCIA, MEDICINA. UNAS VERDADERAS INSOLENTES, SIN PRETENDER SERLO. PARA UNA ACTRIZ, SERIA UN PRIVILEGIO REPRESENTAR EL PAPEL DE UNA SACERDOTISA GUERRERA, UNA VERDADERA SALVAJE SIN DOMAR POR NINGUN SISTEMA PATRIARCAL.

  • CERVERA

    En Asia se calculan que faltan unos 100 millones de niñas a causa de prácticas abortivas, no es obligatorio el aborto en la India; pero las mujeres reciben muchas presiones, en cuanto averiguan que la criatura es de sexo femenino la eliminan sin más; no le dan ni una oportunidad. No se pueden permitir estas niñas el lujo de preocuparse por las opiniones de ningún escritor, ni opinar si están a favor o en contra de la nueva ley del aborto; ni salir a la calle en manifestación para decir si están a favor o en contra del aborto. Esto es una práctica perversa, me sorprende el silencio de las feministas de occidente. Es un exterminio sistemático de niñas, por el hecho de ser de sexo femenino. Esto es una crisis que se le vienen encima al feminismo en occidente; en España. en Europa cada vez hay más asiáticos, yo no me fiaría de las costumbres de oriente en cuanto a las niñas.

  • CERVERA

    DOÑA ANGELES ALVAREZ, SE INDIGNAN USTEDES POR LAS OPINIONES DE UN ESCRITOR, PERO CUANDO ESTE USTED EN SU TERTULIA DE RADIO, O DE TELEVISION PIENSE EN LOS 100 MILLONES DE NIÑAS DE ASIA QUE FALTAN POR EL HECHO DE SER NIÑAS, Y QUE NO VAN A PODER ESCUCHARLA A USTED NI A NINGUNA MILITANTE OPINANDO SOBRE EL ABORTO. PIENSELO USTED, ALVAREZ, PORQUE PARECE QUE USTEDES NO SE ENTERAN, O NO SE QUIEREN ENTERAR.

  • alex

    Bah, en ese articulo perez-reverte solo criticaba a una chica y ya estais diciendo de ponerle una querella bffff….ah, pero si se criticara al típico “macho ibérico”, con la camisa desabrochada y tirando escupitajos en el suelo, no pasa nada ¿verdad?…y lo de ¿acaso no matan a los caballos? es por el título de un libro.
    No os enterais de nada, muchas chicas tambien dirian eso del tipico garrulo que va andando balanceandose y super chulito….pero como es un chico no pasa nada, se le puede criticar, es politicamente correcto y hace gracia.
    FEMINISTAS=MACHISTAS….Y otra cosa, mujeres y hombres debemos tener exactamente los mismos derechos, pero decir que somos iguales es una tonteria

  • darwin

    La narración del Sr. Perez Reverte, me parece simplemente una conversación entre dos personas a las tantas de la madrugada.
    Nada más.

  • Pelayo

    Javier Maricas soy ·de Derechas y por lo tanto un estípido” ¡Estamos en paz!

Leave a Reply