Comisión de Investigación: transparencia velada

esperanza-aguirreEn la Comisión de investigación sobre los espionajes en Madrid veremos un caso práctico de paradoja ya que podemos predecir que será una Comisión que se constituirá sobre la transparencia velada.

Partimos de hechos ciertos: hubo espionaje. Esto no es discutible, es certeza contrastada, publicada, fotografiada y grabada. Ahora solo se debe dilucidar quién la llevo a cabo ya que el objetivo, podemos imaginarlo.

Hemos sabido -y ha estado suficientemente informado- que familiares de todo rango del Vicepresidente Gonzalez (“Nacho” Gonzalez) han sido receptores de suculentas concesiones para la gestión de diferentes servicios a través de un entramado empresarial ya documentado en los medios.

Ante tanta evidencia solo cabe por parte de “las victimas del espionaje” (M.Cobo, Prada, F.Gonzalez…) la exigencia de aclaraciones y de responsabilidades. Pero parece que “las victimas” han optado por maniobrar hacia un silencio sospechoso.

El silencio es la evidencia de que han de ser abundantes los dossieres y profusos los detalles que se describen sobre unos y otros. Lo describio con precisión Tomas Gomez en su primera comparecencia tras conocerse la trama: “O se abrazan o se abrasan”.

Han optado por el abrazo. La pretensión de los miembros del PP es que todo esto pase cuanto antes.

Gallardón con un mutis medido y convenido está agazapado en el silencio.

Aguirre generará ruido y desenfocará lo que pueda: intentará que cambie el verdadero sentido de la Comisión de Investigación e impedirá que se vea con claridad.

Cuenta con TeleMadrid esa cadena que ya solo representa el descrédito de la profesión periodística y sólo sirve para martillear diariamente con la mentira, para adulterar la información veraz y como espacio de loa, defensa y alabanza de una presidenta exaltada, pendenciera y dogmática. Además hay que sumar el “apoyo debido” de los beneficiarios de la adjudicación clientelar de las televisiones digitales locales en Madrid.

Cuando Aguirre trata de desvirtuar y deformar la información de interés, facilita titulares del disparate o de la burla grosera e insultante, haciendo mofa permanente de la oposición. Piensa que el desprecio es la más efectiva estrategia de arrinconamiento.

Pero lo que el PP esta haciendo en Madrid es una burla al sistema democrático: burla a quemarropa y sin complejos.

“La Presienta” todo lo hace sin pudor y sin recato. Lo que evidencia que en la jerga Aguirrista y Aznariana “sin complejos” es sinónimo de “sin escrúpulos”.