No solo disparan contra Aído

No solo disparan contra Aído

educacion-historia

La Ley de Igualdad indica la necesidad de establecer “medidas educativas destinadas al reconocimiento y enseñanza del papel de las mujeres en la Historia”. (Artículo 24.  f)

Además, insta a incluir en “los planes de estudio en que proceda” materias relacionadas con la igualdad, incluyendo  “la creación de postgrados específicos” y “la realización de estudios e investigaciones especializadas en la materia”. (Artículo 25.)

Desde la creación en 1983 del Instituto de la Mujer -primer organismo de Igualdad de Oportunidades- todos los Gobiernos del PSOE y del PP apoyaron esta línea estratégica. Es más, a fecha de hoy, todas las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos incluyen en sus políticas públicas el apoyo a los estudios y posgrados relacionados con la igualdad.

Resulta por tanto asombroso la algarabía que los medios de comunicación de la derecha han montado ante la intervención que la Ministra de Igualdad realizo en las Jornadas Universidad e Igualdad celebradas recientemente en el Senado.

Las embestidas contra la ministra Aido son sistemáticas, calculadas, obscenas y falsarias. Es cierto que disparan contra Aido pero es un ataque estratégico que persigue la muerte de las políticas de igualdad. El PP lo ha escenificado en el Senado y el Congreso, la Iglesia arremete semanalmente desde sus católicas separatas de los jueves y otros medios de comunicación articulan opiniones que recurren sin pudor a la mentira y la tergiversación. Lo hacen sin escrúpulos y resulta inmundo que se sirvan de la mentira y la critica caprichosa.

Con sus críticas a Bibiana Aido en realidad los medios de la derecha pretenden movilizar contra los valores, principios y objetivos que persiguen las políticas de Igualdad, por tanto, en relación a este tema suscitado esta semana, es la hora de manifestar que:

  • Yo si quiero que el sistema educativo incluya entre sus fines la educación en el respeto de los derechos y libertades fundamentales y en la igualdad de derechos y oportunidades entre mujeres y hombres.
  • Yo si quiero que el sistema educativo incluya dentro de sus principios de calidad, la eliminación de los obstáculos que dificultan la igualdad efectiva entre mujeres y hombres y el fomento de la igualdad plena entre unas y otros.
  • Yo si quiero que el sistema educativo profundice en la difusión de la aportación de las mujeres en la historia del conocimiento.
  • Yo si quiero que la enseñanza superior sea de calidad e investigue, incluya y cuente lo que hacemos la mitad de la población.

Y tú ¿qué quieres?

Comments

7 Recent Comments

  • Eduardo Paneque

    El Ministerio de Igualdad ha sido atacado por todos los frentes, no sólo desde la derecha (que al mismo tiempo proponen crear un Ministerio de la Familia) sino desde grupos de pseudo izquierda.

    ¿Es necesario un Ministerio de estas características? Desde mi punto de vista sí. Por su propio rango y las políticas que sustenta hace ver que se coloca en un primer plano las políticas en una materia, la Igualdad, que es un sustento de la democracia.

    Se le ha criticado por ser feminista, excluyente, caro… Invito a aquellos que hacen estas críticas a que hagan un repaso por las medidas que se han adpotado.

    Los medios se ‘ceban’ con la Ministra pero tan sólo cuando de ello pueden hacer un burla. ¿Alguien ha publicado, y por tanto no ha trascendido, que las principales medidas que va a sacar adelante la Presidencia Española de la UE giran en torno a la Igualdad -ejemplo, la reciente aprobación del Observatorio Europeo contra la Violencia de Género? ¿Se sabe que Alemania y otros países están boicoteando otras iniciativas que les parecen pioneras pero no quieren que las saque adelante una presidencia ‘progresista’? ¿Se conocen las ayudas al empleo, casas de mujeres, integración, que se llevan a cabo?

    ¿Es admisible una portada como la que dedicó el diario ABC a la ministra el pasado jueves? A mi me produce vergüenza.

    ¡Quién puede poner en duda una educación en igualdad! Leer la vida de Simone de Beouvoir, entre otras, debería de ser obligatorio. El machismo rancio de siempre o la idiotización de las masas, culpa de los medios de comunicación. Pero claro para muchos leer la palabra Igualdad es algo así como ‘unas mujeres radicales’ ¡Qué falta de cultura! Yo quiero construir una sociedad entre hombres y mujeres, de igualdad entre ambos, y no una sociedad de hombres donde se les busque un hueco a las mujeres. Y esa es la sociedad que tenemos hoy en día.

  • mboix

    Yo también quiero todo eso, Ángeles, pero quiero además que las cosas se hagan bien. No siempre hemos tenido la sensación de que las cosas se han hecho bien, pero dicho ésto, la posición de Aído en estos últimos tiempos es acertada y tiene mi apoyo.

  • Rubén Regalado

    Me he tomado la libertad de reproducir el post en mi blog, incitando a la rebelión. A pesar de los errores que Aído haya podido cometer, la razón le asiste, y además, sólo el tufillo machista y casposo de quienes la critican, me pone a su favor.

  • María Regina

    ¿80 mujeres válidas para ocupar puestos en Consejos de Administración? ¿Una bolsa de consejeras potenciales? ¡Qué poca ambición! Ahora mismo, sin pestañear, os busco 200 mujeres válidas para ser Ministras, de Igualdad o hasta Presidentas del Gobierno, si me apuráis. Y que no sea el Macho Alfa Zeta el que nos busque el hueco (¡jajaja, buscarnos el hueco, acabo de caer!) La igualdad debería elevar el talento, es verdad, Bibi, el problema es si al que hay que igualar tiene el talento tan decaído, porque entonces te elige como Ministra a ti. ¿Te sabes aquél que diu de escupir al cielo?

    (Así que incitando a la rebelión, ¿eh? Me apunto, aunque sea tan poco democrático)

  • anna gonzález batlle

    Me lo llevo a mi perfil

  • Beni

    Querida Ángeles, suscribo plenamente tus palabras y manifiesto desde aquí mi apoyo a la Ministra Aído. Las que creemos en la igualdad entre hombres y mujeres y hemos trabajado en estos temas desde el ámbito educativo no podemos tolerar comentarios como los que hace la derecha sobre la Ministra en cuestión o sobre la pertinencia o no del Ministerio de Igualdad. Frases como la que dijo el día pasado Esperanza Aguirre – Ministerio de Igual-Da – son sencillamente inadmisibles y ella como mujer se debería avergonzar.

    Estoy de acuerdo contigo que el sistema educativo, con el Ministerio de Educación a la cabeza, tendría que tomarse más en serio la inclusión de Planes de Igualdad en los curriculum escolares. Si la propia Ley de Igualdad lo contempla, por qué no se trabajan más estos temas por parte de nuestros docentes. El Ministerio de Educación tampoco debería consentir lo que está ocurriendo en la Comunidad de Madrid, abrir colegios donde los alumnos están separados por sexos. ¿No contraviene esto la propia ley? ¿Por qué nos escudamos siempre en el tema de las competencias? Una Comunidad Autónoma podrá tener competencias en una determinada área, como es el caso de Educación, pero cuando se atenta con derechos reconocidos por leyes orgánicas, el gobierno central debería intervenir.

    Temas como el que planteas deberían estar presentes en el debate del Pacto Educativo y en los puntos que debería abordar la Conferencia Sectorial de Educación con las distintas Comunidades Autónomas.

  • Morzi

    [CITA] Las embestidas contra la ministra Aido son sistemáticas, calculadas, obscenas y falsarias. Es cierto que disparan contra Aido pero es un ataque estratégico que persigue la muerte de las políticas de igualdad. El PP lo ha escenificado en el Senado y el Congreso, la Iglesia arremete semanalmente desde sus católicas separatas de los jueves y otros medios de comunicación articulan opiniones que recurren sin pudor a la mentira y la tergiversación. Lo hacen sin escrúpulos y resulta inmundo que se sirvan de la mentira y la critica caprichosa.

    Con sus críticas a Bibiana Aido en realidad los medios de la derecha pretenden movilizar contra los valores, principios y objetivos que persiguen las políticas de Igualdad [CITA]

    ¿Todos los que critican a Aído son de derechas y de sectores afines de la Iglesia?

    Yo critico a Aído, como otros muchos, y no soy de derechas ni mucho menos afín a la Iglesia, como otros tantos muchos.

    Hay que buscar la igualdad, estamos de acuerdo. Pero no tomando de base una Ley que provoca mas desigualdad, situaciones abusivas y humillantes. Eso no es igualdad, eso es venganza y despecho. Si los políticos no tuvieran miedo a perder votos del sector femenino, en otras palabras; si fueran políticos de verdad, esta Ley nunca habría salido a la luz.

Leave a Reply