Que parezca un accidente

Que parezca un accidente

accidentePodría parecer sobreactuado decir que el Ayuntamiento de Madrid abandona a la suerte del sexismo a adolescentes y mujeres. Podría parecerlo, pero no lo es.

Las organizaciones sociales realizan gran parte de la atención social y se constituyen en esenciales a la hora de afrontar realidades que las administraciones se ven incapaces de atender. En el caso de las políticas de igualdad los ejemplos son amplios y abarcan cuestiones que van desde la prevención y recuperación en casos de violencia de género,  hasta el fomento de la inserción laboral o el apoyo a la creación de empresas.

Estas organizaciones realizan labores de gran valor social con apoyo financiero de las administraciones -es decir, con dinero de los impuestos de todos los ciudadanos- y aportando muchas horas de trabajo voluntario.

El Ayuntamiento de Madrid de Ruiz-Gallardón, esta aprovechando esta época de ajustes para justificar su habitual e histórico derroche, para camuflar su mala gestión y por supuesto para  asestar el golpe de gracia a todo lo que no le gusta y no controla. En esa tesitura se encuentra los “super-retrasos” en el pago de subvenciones a más de 14 ONGs que trabajan en intervención social con mujeres.

En estos momentos 14 organizaciones que trabajan en apoyo a victimas de violencia  e inserción laboral de mujeres ven peligran los programas y la propia supervivencia de las organizaciones como consecuencia de meses de retraso en la liquidación de las  subvenciones concedidas. El 29 %, es decir 447.000 euros, del total de la partida está pendientes de pago.

A modo de ejemplo: el impago supone que solo en el “Programa Ayuda a mujeres para hacer frente a situaciones de violencia en el ámbito familiar y laboral”, 400 mujeres que anualmente reciben terapia para favorecer la recuperación integral en casos de violencia vean peligrar la atención.

Ayer iniciamos una ronda de visitas a estas asociaciones. Mientras las Juntas Directivas estudian la solicitud de créditos con intereses superiores al 8%, las usuarias muestran angustia ante la presumible desaparición de los programas que las ayudan.

En el Ayuntamiento de Madrid la delegada Concepción Dancausa se ha convertido en el paradigma de la falta de interés y el desprecio al trabajo de las organizaciones de mujeres. Representa el tarde, mal y nunca. La cuestión es que hay quien piensa que es asunto de incompetencia en la gestión administrativa pero conociendo el historial de este equipo que Dancausa trajo al Ayuntamiento de Madrid estoy convencida de que es estrategia de ahogamiento.

Hoy mismo, alguna organización estudia reajustes y despidos, otras  nos comentan que -con mucha probabilidad- se verán obligadas a devolver las subvenciones como consecuencia de las condiciones imposibles a que Dancausa las somete.  Una tercera nos indica que desde la Hacienda municipal les han dicho que “si cobráis será un milagro”.

El caso de la cooperación al desarrollo es aún más delirante. Aquí no se han conformado con el recorte, han pasado a la defenestración absoluta. La cuestión es que por incompetencia, o por estrategia de asfixia, el PP  tiene en el precipicio a miles de usuarios/as de programas preventivos y de atención relacionados con la violencia de género e inserción sociolaboral en el Ayuntamiento de Madrid.

Sea como sea  (y por lo que sea)  el resultado final es que Gallardón & Dancausa haciendo que parezca  una actuación asociada a la situación de crisis optan por abandonar políticas sociales imprescindibles, dejan a la suerte del sexismo a adolescentes y mujeres y condenan a gran parte del movimiento asociativo a la precariedad y la asfixia. Tan pronto pueden se quitan las caretas.

Comments

1 Recent Comments

  • Sofía

    Hola,

    Gracias por el artículo sobre la forma populista en la que Dancausa hace política. Si la política es hacer realidad las peticiones y las necesidades de la ciudadanía, ¿qué política está haciendo el PP? Para ellos, es mejor tomar las decisiones sin observar la realidad a la que tienen que dar solución. Siempre se sacan los planes de la manga y luego hacen los ajustes que pueden para que “funcionen”. Los ciudadanos ya no se van a dejar engañar más por la manera de trabajar del PP. Dancausa afirma:
    “Las crisis afectan a los sectores más débiles y los inmigrantes lo son, muchos por su situación de ilegalidad y otros porque se convierten en los primeros en ser expulsados del mercado laboral. Nosotros lo vamos a contemplar, pero es evidente que el Gobierno tiene que tomar medidas. Los servicios municipales son preventivos o paliativos, pero no modifican la situación del inmigrante.”
    Traducido viene a decir que ella, como representante de la ciudadanía, espera que sea el Gobierno central el que resuelva la situación de los inmigrantes en Madrid. ¿Quién va a confiar en su política?

    Sofía

Leave a Reply