PP atribuye recorte del 15,7% en política social al ahorro en publicidad

“HEMOS HECHO UN ESFUERZO DE IMAGINACIÓN”

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, ha atribuido al ahorro en campañas de publicidad, la retirada de fondos de apoyo a las comunidades autónomas y a un “ejercicio de imaginación” el recorte del 15,7 por ciento que han experimentado las políticas sociales en los Presupuestos Generales del Estado, muchas de las cuales, como Dependencia, Violencia de Género o Familia, gestiona directamente su departamento.

En un encuentro con los medios, Moreno ha explicado que la “filosofía” para elaborar las cuentas se ha basado en el hecho de que el Estado está asumiendo “en exclusiva” gran parte del déficit público que han generado todas las administraciones y, por eso, no se va a seguir complementando la financiación de algunas políticas de competencia exclusivamente autonómica.

Este es el caso del recorte en Dependencia. Según ha dicho, el Sistema de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia (SAAD) está “absolutamente garantizado y estabilizado” pese a que el Ejecutivo no transferirá este año a las comunidades autónomas los 283 millones que les remitió en 2011 en calidad de “nivel acordado”, es decir, de apoyo para la financiación del sistema.

En total, el SAAD contará en 2012 con un presupuesto de 1.407 millones de euros, un 6,1 por ciento menos que en el ejercicio precedente. Con todo, se ha elevado el nivel mínimo un 18,64%, lo que significa que el Estado aportará 203 millones más (hasta 1.287) para la asistencia de los dependientes, cantidad que deberán igualar las comunidades autónomas conforme dicta la ley.

En cuanto a lucha contra la violencia de género, la Delegación del Gobierno para estos fines dispondrá de 23,91 millones de euros, lo que implica un recorte presupuestario del 21,3 por ciento que Moreno ha achacado directamente al ahorro en campañas de sensibilización ya que, según ha dicho, “lo que se hacía era mucha publicidad de bombo y platillo” pero “de poco contenido”, y “campañas exclusivamente televisivas de gran aporte económico”.

Moreno ha concretado que, en total, se ha ajustado “un 71 por ciento del gasto no prioritario” como a su juicio lo son las campañas publicitarias en tiempos de crisis, y se ha reducido la partida en 3,8 millones de euros. Con todo, “habrá presupuesto para campañas” de sensibilización, pero “se reorientará la política de comunicación” hacia la población adolescente, mediante una apuesta por medios de comunicación “mucho más baratos”, entre los que ha citado las redes sociales.

Asimismo, ha defendido que sólo se ha recortado “de donde se podía quitar” y ha incidido en que se mantiene el convenio de 5,5 millones de euros con la Federación Estatal de Municipios y Provincias (FEMP) para el servicio de teleasistencia, las becas de formación del Observatorio de Violencia de Género o distintos convenios de ámbito local.

En paralelo, se ha incrementado un 16,6 por ciento los créditos para la asistencia social de las víctimas hasta rondar los 5 millones de euros, que se canalizarán, conforme ha señalado el secretario de Estado, mediante asociaciones y organizaciones especializadas que, a su juicio, son mucho más eficaces.

En cuanto a las políticas de igualdad, cuya partida se queda en 24,97 millones tras una reducción del 19,9 por ciento, Moreno ha afirmado que “se mantienen prácticamente en su totalidad todas las políticas” y la reducción corresponde a la adecuación del presupuesto de la Dirección General de Igualdad, en la que “más de un 30 por ciento” de los fondos se quedaron sin ejecutar el año pasado.

Además, ha afirmado que el ministerio ha tenido que acometer “ajustes severos en el Instituto de la Mujer, donde había desajustes presupuestarios de en torno a 9 millones de euros, por unas malas prácticas presupuestarias que hacía el Gobierno socialista”. “Lógicamente, ha habido que taponar esos agujeros”, ha apostillado, para incidir en que las transferencias a este organismo se han incrementado en dos millones de euros y se ha reducido el “desfase” anterior a 4,7 millones.

El secretario de Estado se ha referido asimismo a las políticas de Familia e Infancia, donde el recorte asciende al 42,6 por ciento, y ha afirmado que se ha “puesto el acento” en la red de protección frente a la exclusión. Asimismo, ha afirmado que los servicios de familia e infancia “han mantenido el presupuesto de todos sus programas estrella, que son de gran interés social”, así como 3 millones de euros en subvenciones de concurrencia competitiva.

“Se ha hecho un enorme esfuerzo de audacia, inteligencia e imaginación por priorizar aquellos programas que son fundamentales para las personas, evitando gasto corriente, evitando gasto superfluo, como por ejemplo la publicidad, y todo aquello que hemos considerado que no tenía un interés general para el ciudadano”, ha asegurado.