Por Cielo, Mar y Twuitter