Entrevista a Angeles Alvarez

Entrevista a Angeles Alvarez

publicoscopia.-  El pasado miércoles tres activistas de FEMEN irrumpieron en el Congreso protestando contra la ley del aborto de Gallardón. ¿Qué le parece que hayan sido tan solo tres mujeres las que se han movilizado?

Ángeles Álvarez.– No es cierta esa afirmación. La Plataformawww.decidirnoshacelibres.org se constituyo hace más de 2 años a nivel Estatal y cuenta con cientos de organizaciones asociadas que se manifiestan con frecuencia y hacen labores de incidencia política. Hay muchas otras que trabajan también en defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (DSyR). La semana pasada se convocaron en todo el territorio concentraciones en torno al 28 de septiembre (día de acción global en defensa de un aborto legal y seguro). Solo en Madrid -por ejemplo- más de 10.000 personas salieron a la calle y ningún medio lo recogió como noticia. La pregunta se la devuelvo yo a usted. ¿Que hace que los medios no atiendan las demandas de las mujeres como asunto político? La reflexión la deben hacer los medios: ¿qué les lleva a dar cabida exclusivamente a acciones “mediáticas”?

publicoscopia.- ¿Qué opinión le merece la ley del Ministro? ¿Cuáles son los intereses que hay detrás de esta vejación al derecho a decidir que la mujer tiene sobre su propio cuerpo?

Ángeles Álvarez.- En realidad no conocemos ningún texto: El PP hasta el momento ha estado en la técnica del globo sonda. Pero en todo caso es evidente que persigue varios objetivos: Dar satisfacción al sector más ultra del PP, limitar las opciones de las mujeres, distraer la atención sobre su basura interna, sacar la IVE del sistema público -ya que ahora es una prestación gratuita al estar incorporada a la Cartera de Servicios del sistema nacional de salud. Y Gallardón, particularmente, mejorar su perfil más rancio en busca de la complicidad con los sectores más conservadores, Además, indicó en alguna ocasión que era también una misión familiar ya que iba a “terminar un trabajo que inicio su padre·. ¡Es terrible que un ministro solucione su conflicto edípico, a costa de las mujeres!

publicoscopia.–  Hay un punto que siempre ha levantado mucha polémica: la del derecho de las jóvenes de dieciséis años a abortar sin el consentimiento paterno. ¿Qué piensa de ello?

Ángeles Álvarez.– Creo que la decisión final debe ser de la mujer, también para las jóvenes. La ley es impecable en ese sentido. La norma reconoce la capacidad para consentir de las personas menores de edad. Exactamente lo que dice la Ley es que el consentimiento para la interrupción voluntaria del embarazo les corresponde exclusivamente a ellas, pero que al menos un progenitor (padre o madre) deberá ser informado de la decisión de la joven. Después incluye un apartado para proteger la seguridad de aquellas jóvenes cuando exista peligro cierto para ellas de malos tratos u otras circunstancias perfectamente tasadas…. en esos casos permite que se pueda prescindir de informar a los padres. Es lógico ya que tener que contar con el consentimiento paterno en esos casos supone exponer a las jóvenes a situaciones de mayor violencia y  lanzarlas a la clandestinidad y los abortos inseguros. ¡Eso sería una crueldad!

publicoscopia.-  A principios de semana conocíamos la muerte de Alba, una adolescente de Tárrega de 14 años, que fue acuchillada por su exnovio de 18 años. ¿Se está trabajando en la dirección correcta en lo referente a la violencia de género?

Ángeles Álvarez.– Estamos casi a 10 años de su aprobación y se han hecho esfuerzos por articular una red de apoyo social que en general funciona bien a pesar de que hay aspectos que debemos reforzar. Uno de ellos es la prevención entre jóvenes. Otro, hacer tomar conciencia de la peligrosidad de los violentos a las mujeres mayores. La protección de los hijos/as menores que conviven en entornos violentos y que son testigos y víctimas directas es también esencial. La muerte de Alba, la adolescente de Tárrega, pone en evidencia que las relaciones de perfil sexistas se construyen desde edad temprana. La Ley 1/2004 incorporaba una batería de medidas, importantísimas, relacionadas con la prevención que están prácticamente extintas en este momento. La eliminación de Educación para la Ciudadanía ha supuesto la eliminación de los contenidos relacionados con el derecho a la igualdad. Dicho de otra manera: la Iglesia ha impuesto su modelo diferenciador que supone asignar unos roles de feminidad y masculinidad que siempre han dañado las relaciones igualitarias.

publicoscopia.- . ¿Qué opina de las políticas de igualdad impulsadas por el gobierno Rajoy hasta el momento?

Ángeles Álvarez.- ¿Cuáles?… solo conozco las partidas presupuestarias que destinan a financiar a la CEOE a través de programas de fomento del liderazgo y emprendimiento femenino. Ese es un aspecto inapreciable para la mayoría de la mujeres.

publicoscopia.- Son tiempos de crisis, de ajustes y de recortes. Qué papel juega la mujer en esta nueva sociedad y cómo le afecta la crisis?

Ángeles Álvarez.- Estamos muy mal colocadas en el tablero. Hoy, las mujeres somos consientes de que nuestra independencia y el acceso a los derechos pasan por tener plenos derechos en materia de salario, pero la discriminación salarial está hipotecando el futuro de la protección social de las mujeres. Los inferiores salarios suponen inferiores cuantías de la prestación por desempleo y menores pensiones de jubilación. Además las medidas del Gobierno como la congelación del salario mínimo afecta de forma más negativa a las mujeres que a los hombres, porque como sabes, las primeras suelen estar empleadas en puestos de trabajo peor retribuidos. El aplazamiento de la mejora en la pensión de viudedad afecta especialmente a las mujeres, puesto que hay un 44,5% de ellas que son viudas frente a sólo un 12,2% de los hombres. Por otro lado, algo más del 70% de quienes reciben las más bajas pensiones no contributivas son mujeres. Otro aspecto que nos perjudica, en un doble sentido, es el desmantelamiento de la Ley de Dependencia ya que somos mayoría a hora de asumir la tarea de cuidar a dependientes. Nos afecta negativamente tanto como asalariadas (auxiliares de las residencias) o como cuidadoras dentro de los domicilios. Si tenemos en cuenta que los recortes en infraestructuras del bienestar colectivo, incrementa el trabajo de las familias (de las mujeres para ser más exactos) y que además las mujeres accedemos a trabajos a tiempo parcial que no reportan suficiente tiempo de cotización…el panorama es muy negro!

Es preciso retomar las políticas de incorporación de las mujeres a la actividad económica del país … ¡pero eso no se puede hacer sin apoyo a las infraestructuras del bienestar colectivo!  y el PP, trabaja en sentido contrario,  desmontando los apoyos que permitirían a las mujeres competir en igualdad.

publicoscopia.-  El de la educación es un ámbito en el que se está trabajando mucho para conseguir la igualdad de oportunidades. ¿En qué punto se encuentra esta lucha, especialmente entre las jóvenes que pertenecen a colectivos en los que los derechos de la mujer están más cuestionados?

Ángeles Álvarez.– Se trabajaba mucho, pero hay sequia en esa materia. Siempre hemos identificado la educación como elemento clave para avanzar en el cambio de modelo y eliminar prácticas sociales y costumbres sexistas. Las leyes no cambian las costumbres… al menos no tan aprisa como para que algunas generaciones puedan ver los cambios. Las sociedades tienen elementos coercitivos poco visibles que son los más efectivos y los más difíciles de combatir … por eso es preciso educar en valores igualitarios, pero enseñando a identificar y desenmascarar esas prácticas sociales y culturales que imponen un modelo de comportamiento que es perjudicial para la igualdad.

publicoscopia.–  ¿Debe de estar permitido el uso del pañuelo en las escuelas? ¿Y el del burka en general?

Ángeles Álvarez.- ¡No a las dos cosas!. Coincido con el pensamiento de la argelina Wassyla Tamzali cuando denomina esas prendas como “símbolo del sometimiento de las mujeres”. Hay gente que teme abrir ese debate para que no se piense que se estigmatiza al Islam, pero ese temor es paralizante y de mala conciencia occidental. En occidente quienes luchamos por los Derechos Humanos de las Mujeres lo hemos hecho sin temor a “estigmatizar al cristianismo” … si hubiésemos caído en esa trampa estaríamos en la Edad Media.

publicoscopia.– Hay quien critica el término feminista y lo equipara al de machista, argumentando que realmente hay que luchar para conseguir la igualdad. ¿Usted se siente cómoda con esta etiqueta?

Ángeles Álvarez.– ¿Con la de feminista?. ¡Si claro!. El feminismo es una ideología de liberación, el machismo de opresión. No son las dos caras de una misma moneda. Quienes tratan de equiparar ambas cosas son los machistas como elemento discursivo que reste atractivo al feminismo. Pero están perdiendo esa batalla. El feminismo reivindica y construye igualdad. Hay algunos varones que creen que eso les cuestiona su poder y algunas mujeres a las que les desconcierta modificar su estatus. Pero como diría mi amigo Jorge: ¡que no se preocupen tanto, por Dios!…” solo tendrán que perder el poder que no les corresponde”.

publicoscopia.–  Cada vez son más las madres que reclaman su derecho a cuidar de los hijos. ¿Es un retroceso después de haber conseguido la plena inserción laboral de la mujer o es una manera de dar un paso más hacia adelante?

Ángeles Álvarez.- Cuidar de los hijos es una obligación de padres y madres. Para mi ambos deben asumirlo en las mismas condiciones, los mismos tiempos y con el mismo entusiasmo. La cuestión es que debe ser posible hacerlo. El Estado debe garantizar que todos puedan hacerlo. El modelo social actual hace difícil que las mujeres puedan dedicarse en exclusiva al cuidado de los hijos. No es además aconsejable que las mujeres se limiten al hogar y al cuidado de los hijos, prefiero que las mujeres tengas un campo más amplio en que desarrollar su vida. Las que han tenido acceso a independencia económica, han descubierto que su vida es más libre, su identidad menos dependiente y su mundo más rico. Es posible que alguna desee ser solo ama de casa, es decir, trabajar gratuitamente y sin reglamentación horaria para el cuidado de los hijos y el grupo familiar, pero yo quiero recordar que eso (salvo que seas rica de familia) te hace dependiente económicamente y abre el camino a otras dependencias poco aconsejables. Prefiero decirle a las jóvenes que sean independientes y busquen parejas que compartan corresponsablemente el cuidado de los hijos y del grupo familiar.

publicoscopia.–  Cuando usted mira el futuro, ¿con qué modelo de sociedad le gusta soñar?

Ángeles Álvarez.- Buf! eso es de tratado!… Bueno una en la que los ministros de Dios no sean los ministros de España.

publicoscopia.- Para acabar le propongo un juego. Yo le doy cinco nombres y usted les tiene que adjudicar un adjetivo a cada uno de ellos: Alícia Sánchez Camacho, Cristina Fernández de Kirchner, Angela Merkel, Alberto Ruiz-Gallardón y el Papa Francisco.

Ángeles Álvarez.– Alícia Sánchez Camacho, “ficticia”; Cristina Fernández de Kirchner, “codiciosa”; Angela Merkel, “obstinada”; Alberto Ruiz-Gallardón, como diría Millas: “doble vida”; el Papa Francisco, “precavido”.

 

Leave a Reply